Caos climático: por qué nuestras decisiones son más críticas que nunca

pollution factory

Al optar por apoyar los combustibles fósiles o la energía renovable en un 100%, estamos eligiendo las consecuencias

Todas las decisiones que tomamos tienen consecuencias. Sin embargo, ahora estamos viviendo en una época en que las consecuencias se pagan caro. Hemos llegado a un punto crítico en la historia de nuestro planeta, puesto que las decisiones que tomemos ahora determinarán el futuro de todos los seres vivos. Nunca antes habíamos tenido este poder: las decisiones que tomen en los próximos 12 meses unos pocos miles de personas de diversas partes del mundo podrían determinar el curso de la historia, para siempre.

Frans van den Heuvel, Solarcentury CEO

Las luces de advertencia del mundo están encendidas, pero seguimos demorando la decisión de eliminar las emisiones de carbono

Es cada vez mayor la presión que están ejerciendo los ciudadanos sobre quienes están en el poder, desde las empresas y las instituciones financieras hasta los políticos, para que actúen ahora para evitar el caos climático y para acelerar la transición hacia un sistema energético mundial sin emisiones de carbono y 100% renovable. Empezando hoy mismo.

Los hechos demuestran que es imperativo dejar de invertir en combustibles fósiles inmediatamente, en cuestión de unos pocos años, o corremos el riesgo de llegar a un punto de inflexión del que no habrá vuelta atrás. Las opciones son estas: elegimos un punto de inflexión hacia la energía renovable o un punto de inflexión hacia el caos climático.

Un nuevo informe de Carbon Tracker, una organización con sede en Londres, muestra que, desde 2018, las compañías de petróleo y gas han invertido 50.000 millones de dólares en proyectos que socavan los objetivos globales de la lucha contra el cambio climático. Advierte a las principales compañías petroleras y a sus inversores que se arriesgan a perder 2,2 billones de dólares en activos que quedarán abandonados para 2030. El análisis de Carbon Tracker muestra que algunos de los principales proyectos de combustibles fósiles recientemente aprobados, lo cual incluye la planta de GNL de Shell en Canadá, no están en sintonía con sus mensajes públicos sobre el cambio climático. La empresa petrolera planea gastar 13.000 millones de dólares en el desarrollo del enorme proyecto de exportación de GNL entre 2019 y 2030, pero solamente alcanzará el rendimiento previsto para los inversores si no se cumple con los objetivos de mantener el calentamiento global bajo control. Esto significa que los inversores solamente ganarán con la pérdida de otros. Esto no es solo claramente poco ético, sino que es también una apuesta muy riesgosa.Ahora es el momento de actuar, y las decisiones de quienes están en el poder cuentan. Pero no están dejando de invertir en combustibles fósiles con la velocidad necesaria y se están moviendo muy lentamente cuando se trata de financiar el sistema de energía renovable necesario para garantizar nuestra supervivencia y estabilidad. El carbón, el petróleo y el gas reciben actualmente más de 370.000 millones de dólares al año en subsidios, en comparación con sólo 100.000 millones de dólares para las energías renovables, según el Instituto Internacional para el Desarrollo Sostenible (International Institute for Sustainable Development o IISD).

Si bien la mayoría de los países ha acordado abandonar la autopista de los combustibles fósiles tal como funciona en la actualidad y tomar una nueva ruta alimentada principalmente por energías renovables, es necesario contar con compromisos de financiación a un ritmo exponencial. Según el grupo inversor CERES, actualmente estamos invirtiendo 300 millones de dólares al año en energías renovables, pero esto se debe incrementar hasta 1 billón de dólares al año («el billón limpio») empezando ahora mismo.

Anunciar objetivos de eliminar las emisiones de carbono para el año 2050 no es el cambio que necesitamos. En realidad, este plazo se ha acortado considerablemente, y necesitamos cambios significativos en los próximos 10 años, para el año 2030. Esta ha dejado de ser una conversación que podemos «dejar para mañana». Es una conversación que todas y cada una de las personas que ocupan cargos de poder debe tener consigo misma hoy, para poder tomar una decisión activa sobre la dirección que desean tomar.

Cero emisiones de carbono para el año 2030

Solarcentury está convencida de que debemos eliminar las emisiones de carbono en la próxima década. Esto es esencial para la humanidad, y es factible.

El problema al que nos enfrentamos en un mundo acostumbrado a las medidas y las predicciones es que puede que ya sea demasiado tarde, dadas las incertidumbres científicas y el desfase temporal entre las emisiones y la respuesta que se manifiesta en la temperatura. Por esta razón, no tenemos otra opción que ir lo más rápido posible.

Los científicos afirman que existe la posibilidad de que podamos mantenernos dentro de un aumento de la temperatura de 1,5 grados si nos ponemos manos a la obra ahora y eliminamos las emisiones de carbono rápidamente, en la próxima década. Esta ventana aún está abierta para nosotros, pero por muy poco.

Su advertencia es tan clara como cruda: cada gigatonelada de CO2 que emitimos aumenta significativamente el riesgo de que superemos uno o más puntos de inflexión climática; una vez liberada una determinada cantidad de CO2 a la atmósfera, no habrá vuelta atrás. El clima mundial pasará a ser inestable y caótico para siempre debido a los bucles de retroalimentación positiva que sólo generan un mayor calentamiento y caos climático.

Y la Agencia Internacional de la Energía (AIE) está de acuerdo. Esta organización afirma que todo el presupuesto de carbono que nos queda para alcanzar los objetivos del Acuerdo de París se gastará con la infraestructura energética ya existente a nivel mundial. Esto significa que, para alcanzar nuestros objetivos del Acuerdo de París, no se puede construir ninguna nueva infraestructura que genere emisiones de carbono, como centrales eléctricas o más transporte.

¿Qué punto de inflexión elige? ¿La energía renovable o el caos climático?

Que quede bien claro: los líderes mundiales, las instituciones financieras y las empresas que no opten por el camino de la descarbonización rápida en 2020 conducirán a sus ciudadanos, clientes y a sí mismos hacia el mayor accidente automovilístico de la historia de la humanidad: la extinción masiva.

Las personas que sigan con el piloto automático por la carretera, aquellos que continúen destinando fondos a la economía de los combustibles fósiles y afirmando que «va a estar todo bien», que «tenemos tiempo» o que «sobreviviremos o nos adaptaremos» no hacen otra cosa que esquivar la verdad para justificar que las cosas sigan como hasta ahora. Sabemos que para cambiar es necesario tener coraje, pero la inacción terminará en un caos irreversible para todos.

La elección de los combustibles fósiles tiene consecuencias

La realidad es esta. Si usted es un político que permite la construcción de nuevas plantas de combustibles fósiles, que permite los subsidios a los combustibles fósiles y la deforestación en lugar de invertir en energía limpia y construir un sistema alimentario bajo en carbono, se está comprometiendo a un déficit interminable. Esta es la razón por la que, en agosto de 2019, los demócratas estadounidenses anunciaron un programa de 16 billones de dólares del «Nuevo Pacto Verde» (Green New Deal), para evitar lo que se calcula que serían 30 billones de dólares de costos por el caos climático.

Los políticos que sigan andando por la autopista de los combustibles fósiles se encontrarán bajo una fuerte presión todos los días, intentando aplacar los nervios de un electorado cada vez más privado de derechos, obligado a desplazarse de zonas cada menos habitables, abrumado por un sistema de infraestructura quebrado por luchar contra los desastres naturales. Los datos sugieren que en la próxima década, la vida diaria como «líder» pasará a ser imposible de manejar y que será cada vez mayor la tentación de recurrir al poder y control autocrático a fin de intentar gestionar el caos.

Podrá tener acceso a agua limpia, pero es probable que la casa de sus nietos se inunde o se queme debido a un incendio forestal. Habrá escasez de alimentos. La próxima generación vivirá con miedo por su futuro.

En la actualidad, hay miles de líderes en todo el mundo que están creando esta versión de nuestro futuro. Puede que digan que sí a una economía sin emisiones de carbono para el año 2050, e incluso puede que hayan comprendido que esta es la solución menos costosa, pero las decisiones que toman a diario y sus votos sostienen el sistema antiguo, pues piensan que «alguien lo hará» o participarán «mañana».

Esta historia también está teniendo lugar en cientos de salas de reuniones, en las que se da prioridad a satisfacer la necesidad de obtener beneficios a corto plazo. Sigue habiendo demasiados directores y gerentes que conducen por la carretera de los combustibles fósiles y se niegan a ir por otro camino con la justificación de que «su forma de actuar se basa en los intereses de los accionistas». Pero esto hay que tenerlo claro: si no hacemos nada, la situación será irreversible.

 Solarcentury at work

En 2020, o abandona la ruta o sigue en la misma

Estamos en un punto en el que puede abandonar la autopista y tomar la ruta del nuevo sistema de energía renovable en un 100 % (que permite conservar los recursos que tenemos y preservar la vida del planeta) o no.

Si no se suma al cambio, está, efectivamente, eligiendo el caos; para usted mismo, para sus hijos y para todas las especies del planeta.

Pero si damos este salto y ponemos nuestras inversiones en las energías renovables, los estudios sugieren que esto también mejorará nuestro bienestar y nuestra satisfacción. Nuestras necesidades serán satisfechas, estaremos ahorrando dinero a largo plazo y actuando con un fin. Quizás, hasta podamos ver que nuestros hijos tienen hijos.

No es sorprendente que millones de personas de todo el planeta estén eligiendo este camino. Escolares, científicos, maestros, financistas, políticos y más: todos gritan desde los techos. No los motiva ninguna ideología política, solo la voluntad de supervivencia.

Esto no es un simulacro. Esto está sucediendo ahora.

Si ocupa un cargo de poder y hoy decide quedarse en la autopista de los combustibles fósiles en lugar de elegir la energía renovable en un 100 %, las consecuencias de su decisión serán las siguientes:

  • Ciudades y países enteros quedarán sumergidos, y habrá 280 millones de personas sin hogar
  • Los incendios forestales destruirán regiones enteras, y no se podrá vivir en muchas ciudades y regiones debido a las altas temperaturas
  • Millones de personas morirán por las frecuentes olas de calor y tormentas
  • Habrá cortes de energía frecuentes
  • No habrá suficiente agua para beber ni para la agricultura
  • No podremos cultivar la cantidad necesaria de alimentos para satisfacer nuestras necesidades
  • Se extinguirán grandes extensiones de especies y morirán todos los arrecifes de corales
  • Habrá migraciones en masa desde países y ciudades inundadas, incendiadas o sin alimentos ni agua, hacia las zonas con agua donde se pueden cultivar alimentos
  • Habrá conflictos y guerras constantemente para satisfacer nuestras necesidades básicas.

Usted está eligiendo el fin de la civilización tal como la conocemos.

Sin embargo, si decide dejar de financiar los combustibles fósiles y, en su lugar, opta por financiar la energía renovable en un 100 % y apoyar un «Nuevo Pacto Verde», las consecuencias de sus decisiones serán estas:

  • Riegos de inundación manejables para la mayoría de las ciudades y países
  • Incendios forestales más regulares y ciudades más calurosas
  • Tormentas fuertes, pero menos frecuentes
  • Un sistema energético estable
  • Posiblemente suficiente agua para beber y para la agricultura
  • La posibilidad de cultivar la cantidad necesaria de alimentos para satisfacer nuestras necesidades
  • Extinción limitada de especies, y posibilidad de que sobrevivan los arrecifes coralinos
  • Migración en masa limitada de regiones menos estables y productivas
  • Guerras y conflictos por recursos limitados.

Está claro que no es el futuro que muchos de nosotros soñábamos, pero, al menos, puede durar para muchas generaciones futuras.

Es profundamente personal, y su compromiso es fundamental

Quizás, lo más importante sea lo siguiente: las decisiones que tomemos hoy tienen una importancia inmensa. No solo afectan a esta generación, sino a todas las generaciones futuras. Las decisiones que tomamos hoy son sobre elegir la supervivencia, o no. Sobre optar por la estabilidad, o no.

Independientemente de que seamos políticos, líderes empresariales o profesionales, en cierta medida, todos tenemos un cargo de poder. También somos todos seres vivos, respiramos, sentimos. Somos racionales y emocionales, no nos guía solamente el hecho de llevar a cabo un plan o de cumplir las necesidades de los accionistas o de los electores representados. Nos guiamos según objetivos, principios y valores morales.

Ahora es el momento de:

  • Comprender fundamentalmente nuestra capacidad como individuos para impulsar el cambio.
  • Cuestionarnos seriamente qué consideramos que está bien y qué está mal.
  • Ser responsables de nuestras acciones y decisiones.
  • Tener conciencia de que las decisiones deben tomarse ahora, no mañana.

¿Cuál es la decisión más importante que puede tomar hoy?

La decisión de dejar de financiar los combustibles fósiles y, en su lugar, financiar la energía renovable, permite generar un verdadero cambio transformador. Ninguna decisión ha tenido tanto peso en la historia de la humanidad.

Tenemos que poner fin a los subsidios a los combustibles fósiles. Necesitamos cambiar urgentemente de rumbo e invertir 1 billón de dólares al año en energía renovable a partir de hoy, si tenemos alguna esperanza de descarbonizar nuestro sistema a tiempo.

La buena noticia es que la decisión de abandonar la autopista de los combustibles fósiles y comenzar a construir un mundo seguro con cero emisiones de carbono puede ser fundamental para todas y cada una de las decisiones que tomemos. Empezando hoy mismo.

Recuerde: no está solo en el automóvil. Sus hijos y nietos van en la parte trasera. Así que, pregúntese: ¿cuál es la consecuencia de la decisión que toma hoy?

¿Seguirá conduciendo por la misma autopista o decide desviarse?

De una cosa no hay duda: su decisión determinará el curso de la historia.

Referencias y material de lectura adicional  

La autopista de los combustibles fósiles (The fossil fuel highway) 

Informe «Breaking the Habit» («Abandonando los malos hábitos») de Carbon Tracker con fecha de septiembre de 2019

https://www.carbontracker.org/reports/breaking-the-habit/

Informe sobre los subsidios a los combustibles fósiles de IISD de junio de 2019:

https://www.iisd.org/gsi/news-events/reforming-subsidies-could-help-pay-clean-energy-revolution-report

Consecuencias

Los hechos del cambio climático: https://350.org/science/

https://350.org/wp-content/uploads/2018/10/The_Peoples_Dossier_on_1.5C_LQ.pdf

Amenaza de extinción: IUCN https://www.iucnredlist.org/

Informe del IPCC de la ONU de agosto de 2019

https://www.ipcc.ch/2019/08/08/land-is-a-critical-resource_srccl/

«Este es el motivo por el que hablamos de extinción» por Jeremy Leggett

https://jeremyleggett.net/2019/08/09/this-is-why-we-talk-of-extinction-a-slideshow-precis-analysis-for-the-busy-of-the-latest-un-ipcc-scientists-report-on-the-climate-crisis/

Cero emisiones de carbono y energía renovable en un 100 %

Campaña sin combustibles fósiles / 350 Desinversión (350 Divestment)

https://gofossilfree.org/

1 billón de dólares al año necesarios para inversiones en energías renovables (CERES)

https://www.ceres.org/initiatives/clean-trillion

Informe sobre energía renovable en un 100 % LUT y Energy Watch

http://energywatchgroup.org/new-study-global-energy-system-based-100-renewable-energy

http://www.solarcentury.com/es/como-el-sector-empresarial-se-ha-puesto-a-la-vanguardia-en-la-transicion-hacia-la-energia-renovable-en-un-100/

El «Nuevo Pacto Verde»: https://neweconomics.org/2008/07/green-new-deal

https://www.theguardian.com/commentisfree/2019/apr/23/international-green-new-deal-climate-change-global-response

Compromiso de Bernie Sanders con el «Nuevo Pacto Verde»

https://www.theguardian.com/us-news/2019/aug/22/bernie-sanders-climate-change-plan