Un día en la vida: Rick Fransen – Director de desarrollo comercial

Rick Fransen de Solarcentury lleva 30 años en el sector de la energía solar: no sin razón, se le ha apodado «Rickipedia». En este artículo indagamos en sus vastos conocimientos y en su pasión por todo lo solar.

¿Cuánto tiempo llevas trabajando en el sector solar?

30 años. Desde el 1 de mayo de 1989.

¿Por qué la energía solar? ¿Qué te motiva a trabajar en este sector?

Estudié física en la universidad y, al graduarme, quería dedicarme a algo que, tal como yo lo veía, pudiese aportar algo valioso a la sociedad al tiempo que aplacar mi sed personal de desarrollo técnico. Un poco por casualidad acabé en la energía solar, que en aquel entonces estaba en pañales, desde una perspectiva tanto comercial como social. He trabajado en todos los aspectos de esta industria desde sus inicios; se trata de una industria muy dinámica, y eso es lo que la hace tan interesante. Además, si trabajas en la energía solar, siempre tienes historias interesantes que contar en las fiestas.

Te conocen como la «Rickipedia» de la energía solar; ¿cómo te ganaste ese sobrenombre y cómo consigues estar al día de todos los conocimientos y novedades?

Gracias a mi dilatada experiencia en casi todos los aspectos de la energía solar he terminado convirtiéndome en una fuente a la que consultar dentro de la organización. Un antiguo compañero de trabajo se inventó el nombre y le dijo a todo el mundo que, para averiguar algo que no supiesen o conocer el pormenor de cualquier tema, ¡había que consultar la Rickipedia!

En los 30 años que llevo en esta industria, he trabajado en muchos aspectos de la energía solar. Desde la investigación en baterías hasta los sistemas domésticos de energía solar de prepago. He participado en la producción del primer hogar autónomo con consumo de energía cero en los Países Bajos, en el barrio residencial más grande de ese mismo país con suministro de energía solar, en dos muros antirruido con paneles solares integrados, en fachadas de vidrio con células fotovoltaicas bifaciales (soy el diseñador de los paneles solares de la Torre Heron en Londres) y en diversas plantas fotovoltaicas con seguidor a dos ejes en Italia. En resumidas cuentas, estos proyectos solares cubren un espectro amplísimo, y todo ello ha contribuido a mi apodo de Rickipedia.

Me mantengo al día participando activamente en muchos aspectos de la promoción de plantas fotovoltaicas y formando parte de grupos de proyecto que analizan temas específicos de la industria, innovaciones como las plantas fotovoltaicas flotantes y la potencia reactiva.

¿Cómo ha cambiado el sector en los últimos 30 años?

Sobre todo, el mercado ha crecido mucho y ha aumentado en profesionalidad. Hace 30 años, era un sector muy pequeño y muy movido por la tecnología. La primera fábrica de paneles solares en la que trabajé generaba una potencia pico de menos de 1 MW. En la actualidad, una planta de gran tamaño genera 10.000 veces más (10 GW) al año. Sin lugar a dudas, aunque la tecnología sigue desempeñando un papel importante, el papel de la aceptación social, la política, el comercio y las finanzas ha aumentado de forma considerable.

¿Por qué te has quedado en Solarcentury 7 años? ¿De dónde sacas la adrenalina?

Solarcentury está a la vanguardia de la industria solar. Al ser una pionera, hay que pensar y desarrollar nuevas ideas todo el tiempo, y este es el tipo de desafío que me atrae.

¿A qué se dedican un Director de desarrollo comercial y su equipo?

Un responsable de desarrollo comercial trabaja en la «promoción» de proyectos de energía solar, en el sentido más amplio de esta palabra. Esto incluye nuevos desarrollos tecnológicos, así como la coordinación de cómo satisfacer los requisitos del cliente en la instalación. En mi caso, la negociación de contratos es también un aspecto importante del desarrollo comercial.

¿En qué medida ha participado en la promoción de la planta fotovoltaica de Budel, y cómo es trabajar en un proyecto tan grande, como quien dice, en su mismo patio trasero?

He estado implicado en la planta fotovoltaica de Budel desde el principio. Me encargué de coordinar los requisitos del responsable en la obra (situada en la provincia de Noord-Brabant) y de traducirlos en el plan de ejecución utilizado durante la construcción. Además, fui el responsable del primer diseño técnico y de algunas técnicas nuevas específicas que se han aplicado en esta obra, como por ejemplo los cimientos atornillados y la arquitectura de CA de 800V.

Lleva en el sector de la energía renovable más de 30 años. ¿Cómo le afecta esto a nivel personal?

Haber dedicado 30 años de mi vida al sector de las energías renovables implica que, en mi vida personal, también presto atención a la sostenibilidad. No vivo en una casa de consumo cero con la calefacción un grado más baja. ¡Pero me esfuerzo por reducir mis duchas de diez minutos! Y siempre me empeño en decir a mis hijos que cierren la puerta al salir y apaguen las luces.

¿Qué consejo daría a alguien que desee entrar en el sector de la energía solar?

No lo dudes, hazlo. La energía solar tiene tantas y tantas facetas… Tiene algo para todo el mundo. Y el mercado no puede sino seguir creciendo.

Os puedo contar una buena historia sobre cómo empecé yo. Al finalizar la segunda ronda de entrevistas con mi primer empleador, Shell Solar (que por aquel entonces se llamaba R&S), todos los demás candidatos quedaron eliminados y fui seleccionado. Tras acordar las condiciones del contrato de trabajo, estaba listo para empezar. Cada semana les llamaba, pero me decían que, debido a una reorganización interna, tenía que esperar un poco; pero que en una semana a más tardar se pondrían en contacto conmigo. ¡Me cansé tanto de esperar que un día metí la comida en una fiambrera y me planté en el mostrador de recepción, diciéndoles que podía empezar en ese preciso momento! La recepcionista se quedó de piedra, pero yo conseguí lo que quería, y el lunes siguiente estaba trabajando.

¿Qué haces para relajarte? ¿Te queda tiempo para alguna afición?

Me gusta montar en bicicleta (aunque lo hago poco en la actualidad) y hacer fotos. También leo, y tengo con mi novia cuatro caravanas que estamos reformando, y que usamos regularmente para irnos de viaje.

Una última pregunta… ¿Qué futuro aguarda a la energía solar?

¡Un futuro soleado!